• 26 septiembre, 2022 2:04 am

Radio Vida Familiar

Proclamando principios y valores para la familia

RadioVidaFamiliar

Renuncie a la ingratitud que roba las bendiciones


Resulta aconsejable tomar nota de las respuestas a nuestras oraciones, las múltiples formas como ha suplido nuestras necesidades y las formas milagrosas en que nos ha abierto pertas y de qué manera, nos ha librado de peligros.

Permítanos iniciar con una pregunta: ¿Cuándo fue la última vez en esta semana que le dio gracias a Dios por la vida, por la familia y por la provisión para sus necesidades? Haga una auto evaluación honesta. Póngase la mano en el corazón antes de responder. Sin duda, se sorprenderá.

¿Cuál es la razón? Generalmente no somos agradecidos con el Padre celestial. Uno de los grandes equívocos en los que incurrimos con frecuencia, es creer que, si todo sale bien, es fruto de nuestro esfuerzo. En cambio, si hay errores, solemos culpar al cónyuge, a los hijos o, quizá, a las personas con las que interactuamos diariamente.

La ingratitud llegó a convertirse en un distintivo del pueblo de Israel cuando cruzaban el desierto, camino de la tierra prometida.

En la Palabra leemos:

“Aconteció que el pueblo se quejó a oídos de Jehová; y lo oyó Jehová, y ardió su ira, y se encendió en ellos fuego de Jehová, y consumió uno de los extremos del campamento. Entonces el pueblo clamó a Moisés, y Moisés oró a Jehová, y el fuego se extinguió. Y llamó a aquel lugar Tabera, porque el fuego de Jehová se encendió en ellos.” (Números 11: 1-3 | RV 60)

Resulta aconsejable que diariamente hagamos un listado de cuanto nos ha dado el Señor, por su infinito amor y misericordia. Tomar nota de las respuestas a nuestras oraciones, las múltiples formas como ha suplido nuestras necesidades y las formas milagrosas en que nos ha abierto pertas y de, qué manera, nos ha librado de peligros.

Ser agradecidos con Dios y con las personas con las que interactuamos diariamente, es la mejor decisión que podemos tomar.

Cuando la gratitud tome fuerza en su cotidianidad, experimentará cambios extraordinarios que lo sorprenderán.

“Dad gracias en todo, porque esta es la voluntad de Dios para con vosotros en Cristo Jesús.” (1 Tesalonicenses 5: 18 | RV 60)

Para concluir, si aún no ha recibido a Jesucristo en su corazón, hoy es el día para que lo haga. Permita que Él obre poderosamente en su existencia y en la familia.


© Fernando Alexis Jiménez – Ministerios Vida Familiar – #RadioVidaFamiliar


También le invitamos a leer en la Radio Revista Vida Familiar:

Fernando Alexis Jiménez

Fernando Alexis Jiménez es autor y conferencista cristiano. Coaching certificado por la organización John Maxwell Team. Junto con su esposa Lucero dirigen los "Ministerios Vida Familiar" enfocados en la proclamación de principios y valores para todos los componentes del hogar. Dirigen los Seminarios "Edificando Familias Sólidas", que se imparten de manera presencial y virtual