Valorar cada instante nos permite experimentar rendimiento y felicidad

Es importante que sometamos cada instante de nuestra vida en manos de Dios.

Dios es quien nos permite reorganizar nuestras actividades para sacarle el mayor aprovechamiento del tiempo. Levántense cada mañana con la firme disposición de aprovechar cada jornada al máximo.

En cuanto a la invención del reloj, todavía no se ha podido determinar con exactitud su origen. La razón es sencilla: había varias clases: de agua, de aire y de sol, que son los más conocidos.

Se cree que los grandes relojes de pesas y ruedas fueron inventados en occidente por el monje benedictino Gerberto (papa, con el nombre de Silvestre II, hacia finales del siglo X) aunque ya con alguna anterioridad se conocían en el Imperio bizantino.

Dante, en La divina comedia, canto X de El Paraíso, antes del año 1321 d.C., cuenta acerca de relojes mecánicos con función alarma, “cuyas ruedas se mueven unas a otras, y apresuran a la que va delante hasta que se oye tin tin con notas tan dulces“, como algo normal.

Según otras fuentes, el primer reloj de que habla la historia fue construido sobre principios de mecánica es el de Richard de Wallingford, abad de San Albano, que vivió en Inglaterra hacia 1326, pues al parecer la invención de Gerberto (después Silvestre II) no era más que un reloj de sol.

El segundo es el que Santiago Dondis mandó construir en Padua hacia 1344 y en el cual según refieren se veía el curso del sol y de los planetas.

El tercero fue el que había en el Louvre de París, mandado traer de Alemania por el rey Carlos V de Francia. El antepasado directo de estos instrumentos podría ser el complejo mecanismo de Anticitera, datado entre 150 a. C. y 100 a. C.

VALORE EL TIEMPO

Al margen sobre la exactitud sobre los orígenes del reloj, algo en lo que coincidimos es que el paso del tiempo es inevitable y es necesario aprovechar cada instante. Recuerde que hay una estrecha relación entre el tiempo y la existencia.

  • El tiempo es vida.
  • Cuando desperdiciamos el tiempo en trivialidades, afectamos nuestra calidad de vida.
  • Cada día es valioso. Algún día añoraremos el tiempo que malgastamos.
  • Levántense cada mañana con la firme disposición de aprovechar cada jornada al máximo.
  • Dios es quien nos permite reorganizar nuestras actividades para sacarle el mayor aprovechamiento del tiempo.

Cuando vamos a las Escrituras, leemos:

En tu mano están mis tiempos…” (Salmo 31: 15| RV 60)

Todos disponemos de 24 horas, las mismas que tenemos todos. Cuando rediseñamos nuestro estilo de vida, aprendemos a valorar cada minuto. De esta manera logramos:

  • Tiempo de calidad para Dios.
  • Tiempo de calidad para nosotros.
  • Tiempo de calidad para el cónyuge.
  • Tiempo de calidad para los hijos.

Por supuesto, esto demanda disciplina, perseverancia y que le pidamos al Señor Jesús orientación en torno a los pasos que vamos a dar.

Desconocemos cuál sea su situación a nivel personal, espiritual o familiar. Lo que sí sabemos es que, con ayuda del Señor, su vida puede experimentar cambios.

A propósito, ¿ya recibió a Jesucristo en su corazón como su único y suficiente Salvador? Hoy es el día para que lo haga. Permita que Él gobierne en su vida y en su hogar.


© Fernando Alexis Jiménez | Ministerios Vida Familiar | #RadioVidaFamiliar


Sin duda le gustará leer los siguientes contenidos:

Fernando Alexis Jiménez

Fernando Alexis Jiménez

Fernando Alexis Jiménez es autor y conferencista cristiano. Coaching certificado por la organización John Maxwell Team. Junto con su esposa Lucero dirigen los "Ministerios Vida Familiar" enfocados en la proclamación de principios y valores para todos los componentes del hogar. Dirigen los Seminarios "Edificando Familias Sólidas", que se imparten de manera presencial y virtual

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *