• 14 agosto, 2022 7:52 pm

Radio Vida Familiar

Proclamando principios y valores para la familia

RadioVidaFamiliar

Someta sus problemas en manos de Dios

Si deseamos ser eficacas en el liderazgo personal y familiar que desarrollamos, es esencial que nos sujetemos a las autoridades superiores. Lo enseña Romanos 13. Sin embargo, a veces se nos dificulta sujetarnos a los superiores y, más, a Dios. Es necesario hacer un alto en el camino e imprimir cambios.

Si deseamos ser eficaces en el liderazgo personal y familiar que desarrollamos, es esencial que nos sujetemos a las autoridades superiores. Lo enseña Romanos 13. Sin embargo, a veces se nos dificulta sujetarnos a los superiores y, más, a Dios. Es necesario hacer un alto en el camino e imprimir cambios.

Una de las mayores dificultades que enfrentamos, radica en que no nos gusta sujetarnos a nadie que represente una autoridad, bien sea en el trabajo, en la congregación, en la sociedad y, por supuesto, al interior de la familia. Como es apenas natural, esa actitud nos trae problemas.

Permítame ilustrar el asunto. Moisés fue comisionado por Dios para guiar a los israelitas a través del desierto, de camino hacia la tierra prometida. Sin embargo, un grupo de líderes encabezados por Coré, se rebelaron contra el liderazgo y ministerio que desarrollaba.

En la Palabra leemos:

“Y se juntaron contra Moisés y Aarón y les dijeron: ¡Basta ya de vosotros! Porque toda la congregación, todos ellos son santos, y en medio de ellos está Jehová; ¿por qué, pues, os levantáis vosotros sobre la congregación de Jehová? Cuando oyó esto Moisés, se postró sobre su rostro; y habló a Coré y a todo su séquito, diciendo: Mañana mostrará Jehová quién es suyo, y quién es santo, y hará que se acerque a él; al que él escogiere, él lo acercará a sí.” (Números 16: 3-5 | RV 60)

Frente al conflicto que enfrentaba, antes que caer en la desesperación, Moisés dio los siguientes pasos:

  • No se dejó traicionar por emociones encontradas como la rabia, el resentimiento o el deseo de venganza.
  • Sometió el problema en manos de Dios a través de la oración.
  • Esperó las instrucciones de Dios y siguió la ruta, con obediencia.
  • Esperó en Dios y dejó que É obrara con poder.

Desconocemos cuál sea su situación. Quizá tiene dificultades en el hogar, el trabajo o la iglesia. Es más, probablemente los hijos no se someten a su autoridad. O probablemente las personas que tiene a cargo en el ámbito laboral.

Es tiempo de hacer un alto en el camino e imprimir cambios, que están representados:

  • Someter su situación en manos de Dios.
  • Depositar toda su confianza en que el Señor obrará. Puede leer toda la historia en el capítulo 16 del libro de Números.

Si no ha recibido a Jesucristo como su único y suficiente Salvador, hoy es el día para que lo haga. Permita que Jesús reine en su vida y en su hogar. Es la mejor decisión que podemos tomar.

Si desea conocer cuál fue el final de Coré y su séquito de rebeldes, le diré que literalmente se los tragó la tierra.


© Fernando Alexis Jiménez | Ministerios Vida Familiar | #RadioVidaFamiliar


Le invitamos a leer los siguientes contenidos:

Fernando Alexis Jiménez

Fernando Alexis Jiménez es autor y conferencista cristiano. Coaching certificado por la organización John Maxwell Team. Junto con su esposa Lucero dirigen los "Ministerios Vida Familiar" enfocados en la proclamación de principios y valores para todos los componentes del hogar. Dirigen los Seminarios "Edificando Familias Sólidas", que se imparten de manera presencial y virtual