Consejos oportunos para superar las crisis familiares

Los errores nos sirven para tomar valiosas lecciones, si estamos dispuestos a aprender, por supuesto.

Los errores nos sirven para tomar valiosas lecciones, si estamos dispuestos a aprender, por supuesto. A este proceso que llamamos aprendizaje, debemos sumar la guía que nos ofrece el Señor cuando llevamos todas las situaciones que nos generan incertidumbre, a su divina presencia en oración.

Divorciarte es una pésima decisión“, le dijo Roberto mientras tomaban el desayuno, antes de entrar a trabajar en la enorme factoría, en el centro de la ciudad. Carlos lo pensó unos instantes y se justificó: “Estoy cansado de vivir en discusiones permanentes“, dijo.

Bebieron el café despacio antes de que su amigo retomara la conversación: “Perdóname por insistir, pero antes de separarte, pídele a Dios Su orientación.”

En otro escenario, María Leonor terminaba de disipar su furia. Había sostenido una acalorada discusión con su hija adolescente, e incluso, en medio del intercambio de palabras, le sugirió que se fuera de casa.

Ya que sientes tanta seguridad en lo que haces, consigue un apartamento y experimenta qué es vivir solo, sin el apoyo de nadie.

Lucía, a quien consideraba su mejor amiga, le había dicho una y otra vez que no se enfrascara en discusiones con su hija. La madre prefería dar rienda suelta a su rabia. Ahora estaba visiblemente preocupada, sin saber adónde había ido la adolescente.

Dos situaciones aisladas, pero que convergen en el mismo común denominador: padres de familia que tomaron decisiones equivocadas, dejando de lado sabios consejos.

CONSEJOS QUE PUEDEN MARCAR LA DIFERENCIA

La Catedral de Notre Dame, en París, es un ícono en la historia del catolicismo europeo. Su construcción inició en el año 1163 y concluyó en 1345. En su concepción y edificación, estuvieron a cargo los arquitectos Pierre de Montreuil y Jean-Baptiste-Antoine Lassus.

Sin embargo y por razones desconocidas, la enorme estructura se incendió el 15 de abril de 2019. Las llamas comenzaron en el techo. Las vigas de madera y las láminas de plomo formaron un horno tan caliente que no se pudo contener.

Tras caer dramáticamente la aguja de la catedral, la atención se dirigió a los campanarios. Si los marcos de madera de las gigantes campanas de hierro se quemaban, colapsarían las dos torres y la catedral quedaría en ruinas.

El general Jean-Claude Gallet, comandante del departamento de bomberos de París, hizo alejar a las cerca de 400 unidades bomberiles, pensando qué hacer después. Un bombero llamado Remi se le acercó nervioso y dijo:

Respetuosamente, general, propongo que lancemos agua por el exterior de las torres.

Dada la fragilidad del edificio, la idea fue rechazada, pero Remi insistió.

Pronto, el general tuvo que decidir: seguir el consejo del joven bombero o dejar que la catedral se desmoronara.

LOS CONSEJOS ARROJAN LUCES EN LA INCERTIDUMBRE

Cuando evaluamos los consejos que recibimos y evaluamos su conveniencia, podemos librarnos de muchos dolores de cabeza. Obviamente, hay que sopesarlos. El segundo paso, además de escuchar, es llevarlos a la presencia de Dios en oración.

Cuando vamos a la Palabra, leemos:

“El camino del necio es derecho en su opinión; más el que obedece al consejo es sabio.” (Proverbios 12:15 | RV 60).

El rey Salomón instruye alrededor de cómo una orientación apropiada, nos conduce a obrar sabiamente:

“Guarda, hijo mío, el mandamiento de tu padre, y no dejes la enseñanza de tu madre; átalos siempre en tu corazón, enlázalos a tu cuello. Te guiarán cuando andes; cuando duermas te guardarán; hablarán contigo cuando despiertes. Porque el mandamiento es lámpara, y la enseñanza es luz, y camino de vida las reprensiones que te instruyen…”(Proverbios 6: 20-23| RV 60)

Los errores nos sirven para tomar valiosas lecciones, si estamos dispuestos a aprender, por supuesto. A este proceso que llamamos aprendizaje, debemos sumar la guía que nos ofrece el Señor cuando llevamos todas las situaciones que nos generan incertidumbre, a su divina presencia en oración.

CONSEJOS OPORTUNOS PARA SALIR VICTORIOSOS

En los momentos de crisis, el aconsejamiento es una valiosa ayuda para encontrar la salida del laberinto:

“La congoja en el corazón del hombre lo abate; más la buena palabra lo alegra.” (Proverbios 12: 15 | RV 60)

Una palabra oportuna nos ayuda a superar los momentos difíciles, como enseña la Escritura:

“Porque con ingenio harás la guerra, y en la multitud de consejeros está la victoria.” (Proverbios 24:6 | RV 60)

Cuando sabemos escuchar consejos y damos pasos prendidos de la mano del Padre celestial, sin duda estaremos firmes por encima de las circunstancias.

Este panorama es esencial que lo apliquemos a nuestra vida familiar, en la relación con el cónyuge y con los hijos. Es lo que nos permite asegurar solidez en nuestro hogar, en donde Jesucristo es quien debe ocupar el primer lugar.

¿Ya recibió a Jesucristo en su corazón? Cuando nos arrepentimos, nuestra vida personal, espiritual y familiar es afectada positivamente. Es fruto de la decisión de renunciar a una pecaminosidad voluntaria (Lea Mateo 3: 5-8) la clave es recibir a Jesucristo como nuestro Señor y Salvador. Decídase hoy por Jesús en su vida y en su corazón.


© Fernando Alexis Jiménez | Ministerios Vida Familiar | #RadioVidaFamiliar


Le invitamos a leer los siguientes contenidos:

Fernando Alexis Jiménez

Fernando Alexis Jiménez

Fernando Alexis Jiménez es autor y conferencista cristiano. Coaching certificado por la organización John Maxwell Team. Junto con su esposa Lucero dirigen los "Ministerios Vida Familiar" enfocados en la proclamación de principios y valores para todos los componentes del hogar. Dirigen los Seminarios "Edificando Familias Sólidas", que se imparten de manera presencial y virtual

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *