La importancia del perdón en la vida familiar

Es fundamental que resolvamos los conflictos, incluyéndola necesidad de perdonar. No podemos actuar como el común de las personas por que, si algo nos distingue, es que somos discípulos de Señor Jesús.

Es fundamental que resolvamos los conflictos, incluyéndola necesidad de perdonar. No podemos actuar como el común de las personas por que, si algo nos distingue, es que somos discípulos de Señor Jesús.


Fernando Alexis Jiménez | Editor de la Revista Vida Familiar


Uno de los temas más complejos al interior de la familia, sobre todo cuando ha habido dificultades, es el perdón al cónyuge, los hijos y desde los hijos hacia los padres. Hay heridas emocionales que deben ser sanadas en nuestro mundo interior.

“Ustedes han oído que se dijo a sus antepasados: “No mates, y todo el que mate quedará sujeto al juicio del tribunal”.  Pero yo les digo que todo el que se enoje con su hermano quedará sujeto al juicio del tribunal. Es más, cualquiera que insulte a su hermano quedará sujeto al juicio del Consejo. Y cualquiera que lo maldiga quedará sujeto al fuego del infierno. Por lo tanto, si estás presentando tu ofrenda en el altar y allí recuerdas que tu hermano tiene algo contra ti, deja tu ofrenda allí delante del altar. Ve primero y reconcíliate con tu hermano; luego vuelve y presenta tu ofrenda.” (Mateo 5: 21-24 | NVI)

Es fundamental que resolvamos los conflictos, incluyéndola necesidad de perdonar. No podemos actuar como el común de las personas por que, si algo nos distingue, es que somos discípulos de Señor Jesús.

Tenga en cuenta:

  • Huir de los problemas no cambia las cosas, las agrava.
  • Pelear por el mismo problema no cambia las cosas, las agrava.
  • Acusar a otra persona por los problemas que enfrentamos, no lleva a ninguna parte.
  • No reconocer nuestros errores afecta las relaciones.
  • Darse por vencido es destructivo.
  • Vengarse aviva las heridas.
  • El mejor camino para una sana convivencia, es aprender a comunicarnos con ayuda de Dios.

Perdonar es un paso fundamental para afianzar la relación familiar. Por ese motivo no quisimos terminar este espacio, sin antes aludir a entregar en manos del Señor todo aquello que nos mortifica. Él sana el dolor que, quizá, hemos arrastrado a cuestas durante años.

Un cónclave de psicólogos reunidos en México llegó a la siguiente conclusión que consignaron en una declaración:

“Perdonar a los otros -padres, hijos, hermanos, pareja, amigos, o cualquier persona relacionada con nosotros-, resulta fundamental para nuestra paz interior y nos ofrece la oportunidad de sanar, tanto internamente como en nuestras relaciones. En el proceso del perdón hacia los demás –concluyó, es importante aceptar a las personas como son. Abandonar las expectativas que hemos puesto en quienes nos rodean. Considerar que las personas perciben diferente de acuerdo con sus valores, creencias, normas y/o experiencias. Y comprender que nadie siente, piensa o actúa de igual manera que el otro.”

El perdón es fundamental, el eje central para tener paz interior y poder desarrollar relaciones enriquecedoras con otras personas.

El Señor nos muestra, en oración, qué cosas debemos perdonar. Si vivimos esta experiencia, que es maravillosa, por cada aspecto que Él nos muestre, debemos pedir perdón y perdonar.

Jamás olvide que el Padre creó la institución familiar y es Él quien nos ayuda a fortalecer las relaciones.


Escuche las transmisiones de Vida Familiar haciendo Clic Aquí


 

Fernando Alexis Jiménez

Fernando Alexis Jiménez

Fernando Alexis Jiménez es autor y conferencista cristiano. Coaching certificado por la organización John Maxwell Team. Junto con su esposa Lucero dirigen los "Ministerios Vida Familiar" enfocados en la proclamación de principios y valores para todos los componentes del hogar. Dirigen los Seminarios "Edificando Familias Sólidas", que se imparten de manera presencial y virtual